La Cultural despide el año con buenas sensaciones y con falta de gol

La Cultu afrontaba en la tarde de hoy el duelo frente a la UD San Sebastián de los Reyes, con la misión de conseguir los últimos tres puntos del 2018 en juego.

Yeray González, en el eje de la medular, y Bernal, ejerciendo como central, se presentaban como las novedades más significativas del once de José Manuel Aira en su primer encuentro como nuevo técnico de la Cultural Leonesa. Los primeros minutos transcurrían parejos, ante un UD San Sebastián de los Reyes que se mostraba como un conjunto práctico y peligroso al espacio.

Desde bien temprano comenzaban los locales a manejar la posesión y a gozar de las mejores ocasiones en meta rival. Los blancos gobernaban el partido con autoridad y capacidad de gestión, mostrando una imagen de conjunto sólido en la propuesta ofensiva sobre el verde. Tras el gol anulado a Señé, Yeray volvía a rozar el tanto con un gran disparo desde la frontal del área, y certificaba el dominio del conjunto de Aira sobre un partido rápido y competido.

Con el cambio obligado de Viti, y la ocasión salvada por Palatsi en rápida salida, se llegaba a los minutos finales de una primera parte de claro color blanco. La ocasión de Hugo, tras una jugada que no cantaba el primer gol de los locales por muy poco, ponía el punto y seguido tras cuarenta y cinco minutos de alta intensidad y con una Cultural que ofrecía grandes sensaciones a su público.

La lesión de Señé obligaba a un nuevo cambio en las filas culturalistas, dando entrada así, a un Sergio Marcos que se convertiría en brújula del equipo en la segunda mitad. Su conexión con Yeray dotaría al equipo de mucha claridad en la circulación, ofreciendo nuevas herramientas y opciones en la construcción. Sería el canario, precisamente, quien serviría un balón franco a la llegada de Zelu, para que el extremo pudiese probar fortuna desde la frontal del área.

El ecuador de la segunda mitad traería una reacción notable en las filas madrileñas, y minutos de exigencia defensiva para la Cultural, que serían bien gestionados por parte de los locales. De la misma manera, el equilibrio trabajado entre ataque y defensa traería una ocasión de oro para Capilla, quien en el mano a mano con Irureta, enviaba fuera su remate por muy poco. La mejoría en la propuesta tendría su reflejo más claro en la doble ocasión generada, al filo de la conclusión, con sendos balones cruzados y rechaces que, milagrosamente, y gracias a la intervención de un imperial Irureta, no terminaban en gol.

El tiempo se agotaba y la Cultural no cesaba en su empeño de encontrar la victoria en algún intento ofensivo sobre la bocina. El último, un remate de cabeza de Aridane que se iba por muy poco fuera del marco rival, dejando así por definitivo el empate en el electrónico de un Reino de León que se despedía de esta manera del futbol hasta el 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *