Nuevo retraso en el arreglo de la autovía León-Benavente que no estará lista hasta 2022

Según recoge en su edición de hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE), tendrá lugar entre los puntos kilométricos 143,100 y 196,300, con un valor del contrato que asciende a nueve millones de euros sin IVA (10,9 millones con el impuesto incluido) y que tendrá una duración de 38 meses (la friolera de más de tres años) a partir de la firma del contrato con la empresa que resulte adjudicataria, es decir, difícilmente antes del otoño. Porque las ofertas podrán presentarse antes de las 19.00 horas del próximo 17 de abril.

Este tramo se corresponde exactamente con el que va desde Fresno del Camino, donde se sitúa el entronque de la autovía León-Benavente con la AP-71 (Autopista León-Astorga), la AP-66 (autopista León-Asturias del Huerna) y el Acceso Sur (LE-30), hasta Villaquejida, prácticamente en el límite con la provincia vecina de Zamora.

Según una nota de prensa del Ministerio de Fomento, que recoge la inversión de 10,9 millones en este tramo a pesar de que el BOE especifica sólo 9, la actuación contempla una rehabilitación del firme mediante la solución de fresado y reposición de la totalidad de las capas de mezcla bituminosa existentes en la calzada en el carril derecho. «También se ejecutarán mejoras puntuales del drenaje de la plataforma. Para dotar al conjunto de la calzada de una continuidad y homogeneidad que regularice la superficie de rodadura, se proyecta la extensión en toda la calzada, incluidos los arcenes, de una mezcla bituminosa de 3 centímetros de espesor», concretan.

Aunque el anuncio oficial no lo especifica, se sobreentiende que este arreglo a lo largo de otros 53,2 kilómetros será para el doble carril en sentido León, ya que el otro lado de la calzada, en sentido Benavente, ya estaba siendo objeto de reforma 53,22 kilómetros totales con un coste de 6,8 millones de euros.

Unos trabajos que se iniciaron después del pasado verano y se paralizaron momentáneamente a mediados de noviembre tras haberse mejorado apenas ocho kilómetros por las bajas temperaturas, asegurándose entonces que las obras se retomarán en cuanto mejore el clima. Una curiosidad: en este otro tramo, el plazo de ejecución contratado es de sólo 21 meses (algo menos de dos años), frente a los 38 meses (más de tres años) del nuevo contrato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *