Desde Sotillos de Sabero rumbo a las Cortes de Castilla y León

El traqueteo de los vagones sobre la vía estrecha con destino a Cistierna, me hicieron recordar las vagonetas cargadas de carbón que circulaban día tras día por el exterior del pozo de Hulleras en Sotillos de Sabero, y en mi mente resonaron aquellos sonidos de las sirenas de la empresa minera en mi pueblo, cuando se producían los cambios de turno de los trabajadores que, de bajo tierra salían a la luz y al aire puro de la montaña. Recuerdo con aquella mirada de niña, allá por la década de los 70, el bullicio y el algarabío que se producía en el bar de Fidel con aquellos hombres que, teñidos de “polvo negro” y que no asustaban, no eran el “coco”, más bien denotaban alegría, entusiasmo y compañerismo.

Ahora con la mirada alzada desde lo más alto del valle, lo único que veo negro es el horizonte, el presente y futuro de nuestro entorno, una perspectiva que aprieta y encoje nuestro músculo latente. De nada nos sirve mirar atrás, lamentarnos de ver cómo la prometida reconversión industrial tras el cierre de la mina, fue una gran mentira, de comprobar cómo la esperanza de aquellos indemnizados con ilusión de hacer raíces, se esfumó. Las Administraciones tienen una gran deuda con esta tierra nuestra que posee grandes recursos. La despoblación acuciante nos asfixia y debemos reclamar inversiones y mejoras en infraestructuras para crear empleo, comunicaciones y recursos sanitarios para dar la vuelta a este abandono. La gestión, la justificación y la defensa en los proyectos, es la vía a seguir con las Administraciones, y con criterio lo expongo desde la experiencia de dos décadas en la función pública.  ¡¡¡Nos lo deben!!! Y aquello que en mi mano esté, por ello lucharé.

Esta comarca, la más hermosa y bonita de nuestra provincia, es tierra de luchadores, de gentes que con esfuerzo, constancia y sacrificio han sabido mantenerse, emigrando unos y permaneciendo otros. Lo tengo escrito en sangre, en mis venas con el ejemplo de mis padres, luchadores y trabajadores infatigables como la gran mayoría de los que descienden de la montaña y cómo no…. nobles y honrados en valores como los que más. De gentes ilustres también se ha nutrido esta tierra, como el Padre Isla, nacido en el pueblo de mi padre, Vidanes.

Cuánta admiración por los que irradian constancia y empeño en mantener nuestra comarca activa, aquellos que como D. Manuel, nuestro párroco incansable, lucha por las tradiciones y la cultura, por las asociaciones que defienden el desarrollo y la promoción de las instalaciones que debieran ser consideradas BIC como los “castilletes”, símbolos de identidad propia. Admiración también por todos aquellos que forman parte y se integran en  actividades y llevan el nombre de la comarca con orgullo, como la banda de música de Cistierna, los clubes deportivos de Boñar y “Valles del Esla”, el Instituto Bíblico Oriental, que ya son un referente. Admiración finalmente, por todos los que habéis permanecido con arraigo en nuestro valle y por los que, sin duda, volverán.

MARIA ISABEL GONZÁLEZ ÁLVAREZ

CANDIDATA A LAS CORTES DE CASTILLA Y LEÓN

GRUPO “CIUDADANOS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *