Los profesionales de la seguridad pública reclaman su clasificación de alto riesgo frente al COVID-19

Las organizaciones CCOO, SUP, AUGC y AUME representativas en los colectivos de Polícia Autonómica, Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil y Fuerzas Armadas, respectivamente, realizan el siguiente comunicado para solicitar la adopción de medidas por parte del Gobierno que ayuden a la protección de los servidores públicos.

Desde la declaración del Estado de Alarma, las distintas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad trabajamos de forma conjunta, con los sanitarios y las Fuerzas Armadas, para frenar la expansión del Coronavirus y proteger así la población. Solicitamos al Gobierno que nos clasifique como personal de alto riesgo durante esta lucha contra la pandemia, al encontrarnos en la primera línea de esta batalla contra el virus.

Para conservar nuestra capacidad operativa y derivado de nuestras actuaciones para el mantenimiento de la seguridad ciudadana, es necesario conocer que compañeros se han infectado, para poder confinarlos y tratarlos, evitando así contagiar al resto. Por ello, apremiamos al Gobierno, para que de forma urgente, facilite la prueba diagnóstica a los profesionales de la seguridad pública, garantizando con ello el mantenimiento de su labor hasta que finalice esta crisis.

Por todo ello, es de máxima urgencia y necesario que dispongamos de los medios para trabajar, mascarillas, guantes y geles para todos los agentes que se encuentran en contacto con el ciudadano. Es la única manera de no contagiar a las personas que servimos, y de que no nos contagien a nosotros.

En estos momentos de tanta responsabilidad para la sociedad queremos enviar un mensaje de ánimo y solicitar la máxima colaboración ciudadana para el cumplimiento de las normas establecidas, así como en las instrucciones que sean impartidas por los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.