La Junta rectifica y retira las autorizaciones excepcionales a la caza

La enorme presión social generada a través de Ecologistas en Acción y otras organizaciones conservacionistas, sindicatos, asociaciones de profesionales Agentes Medioambientales, procuradores, etc. ha surtido el efecto deseado y ha hecho a la Junta recular de esta instrucción tan insensata.

Ayer 18 de marzo de 2020 saltaba la alarma cuando en torno a las 9:00 miembros de Ecologistas en Acción tenían conocimiento de la instrucción que desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se había enviado a los Agentes Medioambientales de varias comarcas. Un escrito que daba instrucciones de los agentes informándoles de que la actividad cinegética maquillada como “control de poblaciones” se iba a permitir.

En concreto se permitía la caza mayor a cazadores individuales y la caza menor de conejos con hurón y en grupos de hasta 4 cazadores (matizando que debía estar separados 1m, pero no de donde podrían viajar esos cazadores ni si podrían ir juntos en el vehículo, etc.). Todo un despropósito que contradecía lo establecido en el Real Decreto 463/2020 sobre el estado de alarma y en el que está inmerso todo el país, cada vez con más restricciones.

Sin embargo, el Director General de Medio Natural el Sr. Jose Angel Arranz entendía que el control poblaciones de fauna silvestre era de extrema necesidad y permitía su ejercicio. Así que mientras la libertad de movimientos está restringida para el común de los mortales y nadie puede salir, ni siquiera sólo, a pasear por el campo o a ver aves con un telescopio (incluso aunque sea tu profesión), sin embargo la caza menor y mayor como medida indispensable.

Tras una movilización social fuerte a través de las redes, una colaboración entre diversos colectivos, escritos, denuncias, quejas y un buen refuerzo de los medios de comunicativo la Junta rectificaba en parte y emitía una nueva instrucción que modificaba la anterior ligeramente y finalmente, casi a las 21:00, llegaba la anulación definitiva de la Junta de Castilla y León que prohibía la caza y pesca en toda la comunidad bajo todas las circunstancias. Su comunicado de prensa decía lo siguiente: “la interpretación no adecuada puede generar situaciones contrarias al cumplimiento del decreto de estado de alarma”, reconociendo que intentar “vender” como necesaria la caza individual o en grupos en estos tiempos no iba a ser entendido.