La Diputación invierte 300.000 euros en la elaboración y modificación de inventarios de bienes de 121 juntas vecinales leonesas

Las entidades locales están obligadas a inventariar los bienes y derechos que les pertenecen

La Diputación de León, a través del área de Cooperación y SAM que encabeza el vicepresidente y diputado Matías Llorente, ha resuelto subvencionar la elaboración y modificación de inventarios de bienes de un total de 121 juntas vecinales de la provincia por un importe total de 299.986,13 euros. Tal y como se recogía en las bases de la convocatoria de ayudas, la finalidad es financiar hasta el 70% del presupuesto del inventario con un máximo por ayuda de 3.500 euros en los casos de juntas vecinales que no dispongan de este listado valorado de bienes, y de 2.450 euros en los casos en los que la solicitud esté destinada a actualizar, mejorar o completar el documento.

Puedes descargar el informe Listado JJVV ayudas inventarios

En total se registraron unas 160 peticiones de juntas vecinales de las que el 75%, 121, han resultado beneficiarias, 79 para la elaboración de inventario nuevo y 42 para actualizar, mejorar o completar el inventario del que ya disponen. El resto, en torno a 40, han sido desestimadas por presentarse fuera de plazo, no aportar la documentación exigida por las bases a pesar del requerimiento o por carecer de partida presupuestaria.

Las entidades locales están obligadas a inventariar los bienes y derechos que les pertenecen, tal y como se recoge en el texto refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de Régimen Local. Además, según lo establecido en el Reglamento de Bienes de las Entidades Locales será el Pleno de la Junta Vecinal el órgano competente para su aprobación y la propia entidad local la que debe proceder a inscribir en el Registro de la Propiedad sus bienes inmuebles y derechos reales de acuerdo con lo previsto en la legislación hipotecaria, siendo título suficiente la certificación que con relación al inventario aprobado que expida el secretario con el visto bueno del presidente de la junta vecinal.

Lo que la Diputación entrega a las juntas vecinales es un proyecto de inventario de todos los bienes y derechos que le pertenecen cualquiera que sea su naturaleza o la forma de adquisición, realizado de acuerdo con lo dispuesto en la normativa. Éste tendrá que ser aprobado por la junta vecinal para que adquiera validez una vez examinado el contenido y resueltas las posibles reclamaciones. En cuanto a las distintas formas de aprovechamiento de bienes, especialmente en materia de subastas, arrendamientos, ordenanzas para aprovechamiento común y colectivo, por lotes o suertes, la Diputación, a través del SAM, podrá prestar el asesoramiento que se precise.