La autonomía para León es presentada a los empresarios del CEL en León

El grupo multidisciplinar, compuesto por Julio Lago, Javier Callado, Santiago Asenjo y José Luis Prieto, abrió en el Círculo Empresarial Leonés la ronda de presentaciones del informe técnico que han elaborado y que recoge las motivaciones, las cifras, la configuración política y las vías de acceso a una hipotética autonomía para la región leonesa.

La sede del CEL en la capital leonesa ha acogido esta mañana la presentación del informe técnico sobre la creación de la Comunidad Autónoma de la Región Leonesa. Se trata de un estudio elaborado por Julio Lago (coordinador), Javier Callado, Santiago Asenjo y José Luis Prieto -estos dos últimos con participación telemática- quienes explicaron a los representantes de la directiva de la asociación empresarial las líneas maestras de este documento que avalaría la posibilidad de constituir una autonomía propia para la provincia de León.

La presentación contó con la participación de los vicepresidentes del CEL, Jesús Riol, Silvino Abella y Manoli González (online), quienes estuvieron acompañados por varios vocales de la junta directiva, como Maxi Díez, Ángel López, Jesús Sanz y Jorge Díez, además del gerente de la asociación, Jorge Vargas.

El informe presentado simula con datos la uniprovincialidad de la región leonesa, basándose en ejemplos de otras autonomías uniprovinciales similares como La Rioja, Cantabria, Murcia o Asturias. La Autonomía Leonesa se organizaría en torno a dos distritos: el de León y el de Ponferrada, y no supondría más coste en representación política ni en coste financiero para el Estado. Pasaría de tener 38 representantes políticos (25 diputados provinciales y 13 procuradores en Cortes de CyL) a 30-34 diputados regionales. Tendría un presidente autonómico, un vicepresidente-consejero autonómico en Ponferrada y 9 consejerías (6 en León y 3 en Ponferrada)

En cuanto a la financiación de este hipotético autogobierno para la Región Leonesa se autofinanciaría con los fondos ahora asignados a la Junta de Castilla y León que corresponden a la provincia leonesa más el presupuesto de la Diputación Provincial. Según el estudio, la Junta provincializa en León en torno a 1.100 M €, una cantidad alejada de los casi 2.100 M € que debería recibir en función de su población. “Estimamos que la provincia de León recibe unos 500 M € anuales menos de lo que le corresponden, hecho que explica en buena medida su fuerte declive socioeconómico”, señaló Julio Lago, coordinador del estudio.

Sobre las vías legales para la constitución de la Autonomía Leonesa, los autores del informe defendieron que hay soporte jurídico para su creación, tanto en la Constitución de 1978 como en el vigente Estatuto de Autonomía de Castilla y León, e insistieron en que “habría que arbitrar un procedimiento dentro del marco jurídico actual”.

El estudio también contempla la posibilidad de incorporación de las otras dos provincias leonesas, Zamora y Salamanca, si sus representantes así lo deciden.