Parque Agroalimentario del Bierzo: La oportunidad perdida para León

Fotografía: Imagen DOP e IGP de Castilla y León

El proyecto del primer polígono agroalimentario se proyectó en principio para la Comarca del Bierzo.

Para Conceyu País Lliones «…esa inversión necesaria e interesante para compensar a El Bierzo de la caída de la minería», se va a Valladolid.

Corría el año 2017, en el marco incomparable del Palacio de Canedo, sede de la empresa agroalimentaria leonesa «Prada a tope», el presidente por entonces de la Junta de Castilla y León el Sr. Juan Vicente Herrera anunciaba el impulso y la construcción del que iba a ser el primero y único parque agroalimentario de Castilla y León y que se haría en el Bierzo. Se estimaba entonces una inversión cercana a los 90 millones de euros de los que ya se contaban con 15,8 millones de euros, para desarrollarse este proyecto entre el año 2017 al 2020.

Ahora, según hemos sabido el pasado 8 de febrero, la Junta va a realizar este proyecto en Valladolid con el apoyo del Gobierno de España tal y como confirmó en Valladolid la Ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto «El Parque Logístico y Agroalimentario es un proyecto que cuenta con el apoyo del Gobierno de España».

Ahora, el grupo Conceyu País Lliones denuncia que «Era de justicia que este parque agroalimentario estuviera en El Bierzo, por ser la comarca (para nosotros región del País Llionés) donde más figuras de calidad hay de España (12); que si añadimos las del resto de León-Norte (17), la provincia leonesa suma 29; más las entidades reguladoras, serían 35, y si sumamos las de Zamora (19) y de Salamanca (19), en total serian 73 marcas y entidades dedicadas a productos de calidad, en el País Llionés».

Para esta organización son ya muchos los agravios desde Valladolid «¿Dónde están los Fondos Miner? No impulsan desde la Junta la autovía a Orense, desde Ponferrada, ni la salida del Bierzo a Asturias, siguiendo hacia Sanabria, ni un puerto seco con conexiones a los puertos gallegos. Ni la apuesta decidida, y ya urgentísima, por la tan prometida y esperada Plataforma Logística Intermodal de Torneros, dentro del corredor atlántico ferroviario, que nos daría nuevo impulso económico, en beneficio de El Bierzo, Galicia, Asturias y León, como centralidad del noroeste del estado español. Sin embargo, la Junta está moviendo esa centralidad, artificiosamente, hacia Valladolid, persistiendo en la ruina de León».