Los WC de Boñar no son papeleras

Tanto los miembros del gobierno como la empresa Nocardia apelan a la responsabilidad de los usuarios respecto a la manera de deshacerse de las toallitas.
El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Boñar, en una reciente visita a la E.D.A.R (Estacion Depuradora de Aguas Residuales) de la localidad, quiere hacer un llamamiento a la población para recordar a todos los usuarios que «El WC no es una papelera».
En dicha visita los representantes municipales han mantenido una reunión con los responsables de la empresa gestora Nocardia que son los titulares de la concesión de este servicio municipal. Todos han querido enviar un mensaje de responsabilidad a los usuarios para recordarles que el aumento del uso de toallitas higiénicas provoca numerosos atascos en viviendas y depuradoras.
Un serio problema en muchas localidades ya que las toallitas tardan cerca de 100 años en degradarse.
Al hilo de este asunto este diario ha recabado información sobre los efectos de estas prácticas; en Marzo del año 2019 el Ayuntamiento de Valencia se gastó más de ocho millones de euros en desatascar sus colectores y en el año 2017, una bola de toallitas húmedas bloqueó el sistema de depuración en Ibiza, que acabó vertiendo las aguas fecales directamente en el mar.
A diferencia de las toallitas higienizantes, el llamado papel higiénico húmedo si que se puede desechar por el wáter ya que desaparece en un 95% en contacto con el agua, mientras que las toallitas normales sólo desaparecen en un 36%.
Existen en el mercado marcas que venden toallitas ecológicas que son biodegradables al 100%, por un poquito más de dinero y que están compuestas en un 99,9% de agua purificada.