14 países expresan su preocupación por el informe de la OMS sobre el origen del COVID-19

Este martes la OMS publicaba un estudio sobre el origen del virus en China. Hoy algunos países como EEUU muestran serias dudas por el resultado del informe ya que la misión internacional que fue a realizar este estudio fue»retrasada significativamente» y «no tuvo acceso a datos y muestras del virus originales y completas».

 

14 países han mostrado hoy su «preocupación» tras la publicación este martes de un estudio de la OMS sobre el origen del virus COVID-19. En un comunicado distribuido por el Departamento de Estado en Washington y está firmado por EEUU, Canadá, la República Checa, Dinamarca, Estonia, Israel, Japón, Estonia, Letonia, Lituania, Noruega, Corea del Sur, Eslovenia y el Reino Unido.

Estos 14 países afirman que la misión formada por científicos internacionales que se envió a China para averiguar el origen del virus sufrió retrasos muy importantes y «no tuvo acceso a datos y muestras del virus originales y completas». Según esta información, sólo se proporcionaron a los científicos de la OMS, informes elaborados por científicos chinos.

Demandan que las siguientes fases del estudio sobre el origen del virus se desarrollen con «transparencia», «rapidez» y siguiendo «un proceso basado en pruebas».

 

Un animal desconocido pudo ser el transmisor del virus.

En el informe final presentado por la OMS sobre el origen del coronavirus, se señala al posible origen animal y creen que no es probable que saliera de un laboratorio. Es el resultado de 28 días de investigación en Wuhan, China, y se presentan 4 teorías sobre la trasmisión del virus a los seres humanos, entre las que destaca la teoría de que saltara a los humanos a partir de los murciélagos, y a través de otra especie animal que todavía a día de hoy es desconocida.